top of page

Inocuidad, factor clave en los sectores de alimentos y bebidas: Ecolab


06 / 06 / 2023

  • La prevención y el trabajo en las cadenas de producción y suministro pueden evitar más de 200 enfermedades ocasionadas por virus, bacterias y parásitos

  • Anualmente, una de cada 10 personas en el mundo enferma debido a la ingesta de alimentos contaminados

Al adquirir un alimento, incluso si no está procesado, se puede tener confianza de que dicho alimento cumple con diversas medidas de seguridad que avalan que se trata de un alimento inocuo.


De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), la inocuidad alimentaria es una responsabilidad compartida, que concierne a toda la cadena de suministro, desde los productores hasta los consumidores.


En conmemoración del Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, Ecolab, el líder mundial en soluciones y servicios de agua, higiene y prevención de infecciones, promueve el cuidado de la salud a partir de medidas, protocolos y soluciones que deben estar presentes en todas las industrias relacionadas con alimentos y bebidas.


“Cuando tomamos un alimento empacado del estante de un autoservicio, sabemos que lo único que necesitamos es abrirlo y consumirlo, no nos detenemos a pensar si es seguro, si es inocuo o qué procesos siguió para tener esa condición, simplemente confiamos en ello y para llegar a ese punto tuvieron que cumplirse una serie de factores que garantizan que es seguro para su ingesta. La confianza total en un alimento es el punto máximo al que la industria puede aspirar”, señala Erika Grados, Gerente de Marketing de la División de Alimentos y Bebidas de Ecolab.


De acuerdo con la Guía para el Día Mundial de los Alimentos de 2023, publicada por la FAO, la aplicación de normas, directrices y códigos de prácticas a lo largo de la cadena de suministro alimentario garantiza que los alimentos sean inocuos y nutritivos cuando llegan a los consumidores, lo que contribuye a afirmar la confianza de estos.


Tanto los gobiernos como los productores, los elaboradores y los minoristas son importantes para velar por el cumplimiento de las normas alimentarias. Además, las normas internacionales de inocuidad de los alimentos del Codex Alimentarius promueven prácticas leales en el comercio internacional.


“El primer paso siempre será la prevención a través de la higiene. Mantener cualquier tipo de instalación libre de agentes patógenos y asegurarse del seguimiento de las medidas establecidas para proteger los alimentos que el consumidor llevará a sus hogares y a sus estómagos”, expresa Grados.


El Codex Alimentarius contiene 236 normas, 84 directrices, 56 códigos de prácticas, 126 niveles máximos de contaminantes en los alimentos y más de 10,000 normas cuantitativas que regulan los niveles máximos de aditivos alimentarios y los límites máximos de residuos de plaguicidas y medicamentos veterinarios en los alimentos.


“Es por ello que, contribuir a la inocuidad a través de documentos como ese y los propios protocolos de cada instalación siempre será clave para mantener la salud de los consumidores”, añade Erika.


La confianza del consumidor en la seguridad de los alimentos es fundamental, y para lograrla es necesario seguir medidas, protocolos y normas que garanticen su inocuidad. Con el compromiso de todos, México podrá mantener su prestigio internacional en materia de inocuidad alimentaria y garantizar que los consumidores continúen disfrutando de alimentos seguros y saludables.

11 visualizaciones

Komentáře


Legislativo
Turismo
Las caricaturas
Cooperativismo
Opinión
Quiénes somos
bottom of page