top of page

Culmina restauración de espacios Palenque, Chiapas, con recursos del Fondo de Embajadores de EUA


11 / 05 / 2023

  • De 2018 a 2021, especialistas del INAH atendieron integralmente el Palacio y el Templo de las Inscripciones

  • Durante las tareas de conservación se registraron notables hallazgos arqueológicos en escultura, arquitectura y policromía

Tras una inédita suma de esfuerzos entre los gobiernos de México y Estados Unidos, y luego de intensas acciones de conservación arquitectónica e investigación arqueológica, el Palacio y el Templo de las Inscripciones, los edificios más icónicos de la Zona Arqueológica de Palenque, en Chiapas, señorean de nuevo entre la espesura de la selva maya.


A seis años del anuncio hecho por la Secretaría de Cultura federal, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), acerca del otorgamiento de un apoyo de 500 mil dólares por parte del Fondo de Embajadores del Departamento de Estado para la Preservación Cultural (AFCP, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, dichos espacios de élite de la antigua Lakamha’ han recuperado su solidez y han dado pie, durante su restauración, a importantes hallazgos arqueológicos.


Con ese recurso, el cual se complementó con fondos de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural y del Centro INAH Chiapas, en el Palacio se atendieron integralmente: la Casa C, en 2018; la cubierta de la Casa B, en 2019; las casas B y E, en 2020, y la casa D, en 2021.


Erigidas durante el periodo Clásico Tardío (250-900 d.C.), cada una de esas casas fue testigo de sucesos históricos en el devenir palencano, como la entronización, en la Casa E, del gobernante K’inich Janaab’ Pakal, en 615 d.C.


Durante el trabajo de los restauradores y arqueólogos, bajo la coordinación de los responsables de la Sección de Conservación del Centro INAH Chiapas y del Proyecto Arqueológico Palenque, Haydeé Orea Magaña y Arnoldo González Cruz, se hallaron y preservaron dos estanques, una subestructura, un pasadizo al interior de una cubierta y restos de la policromía roja original del Palacio.


En ciertos casos, tales elementos arquitectónicos que habían permanecido ocultos durante más de un milenio también revelaron la existencia de ofrendas y de finos objetos artísticos modelados en estuco, como una cabeza que representa al rey Pakal en su vejez, la cual se descubrió en la Casa E, en 2018, y la escultura del llamado joven dios del maíz, en la confluencia de las casas B y F, cuyo hallazgo se dio a conocer en 2022.


“A menudo –comenta Haydeé Orea– nos concentramos en un solo aspecto: la restauración de relieves, el impermeabilizado o la pintura mural; sin embargo, en este proyecto logramos intervenciones integrales, trabajando cada una de las cuatro casas, desde sus cubiertas hasta sus pisos y desplantes”.


En todas las etapas se priorizó el retiro de materiales ajenos, como cemento, usado a mediados del siglo XX, y su reemplazo por combinaciones de cal y de arena al momento de reintegrar juntas constructivas o impermeabilizar cubiertas.


Así, al replicar los sistemas constructivos antiguos, se logró, incluso, devolver su funcionalidad a los dos estanques citados, los cuales, se cree, eran usados como espejos de agua por los antiguos jerarcas para contemplar el firmamento.


“En muchos de los depósitos rituales –agrega Arnoldo González– pudimos reunir lapidaria, cerámica o huesos de peces, mamíferos y aves, cuyo estudio nos ayudará a conocer con mayor detalle la historia de vida cotidiana y de las ceremonias efectuadas en el Palacio”.


Cabe destacar que una parte del recurso ejercido se destinó a la limpieza, impermeabilización y el retiro de materiales ajenos –como las referidas juntas de cemento– del Templo de las Inscripciones, así como al monitoreo detallado de la cripta funeraria de Pakal.


Así como para la instalación de un sistema de monitoreo para medir la humedad, la temperatura y las concentraciones de dióxido de carbono en dicha tumba, quedando pendiente un estudio de los materiales constitutivos de los nueve relieves estucados que rodean al sarcófago del antiguo soberano maya, el cual se pospuso para este 2023, debido a la contingencia de la COVID-19.


Sumado a las investigaciones que actualmente se desarrollan en Palenque, como parte del Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas, los fondos del AFCP contribuyen a optimizar la visita pública de este relevante sitio patrimonial.

3 visualizaciones